Los casos de COVID-19 ocurrieron en todas las grandes ciudades del país. Además, el 24 de marzo, el primer ministro de la India, Narendra Modi, ordenó el cierre del país por 21 días, diciendo a los habitantes que no debían salir de sus casas, lo que afectó a los 1.300 millones de ciudadanos de la