InCruises, la nueva estafa piramidal que circula en la red

Como todas las estafas piramidales que, lamentablemente, saturan el internet, InCruises promete la oportunidad de tu vida: con un abono mensual a su membresía, puedes costearte unas vacaciones en un crucero de lujo, además de ganar dinero, relojes y más viajes gratis si te conviertes en uno de sus socios.

InCruises es una empresa que se promociona y se vende como un club de viajes con el que “ganas dinero viajando”. No tiene mucho sentido, ¿verdad?

Pues según su página web, InCruises ofrece un programa “membresía” con el cual puedes ir ahorrando para tomarte unas vacaciones en un crucero de lujo. Mensualmente, abonas 100 dólares, los cuales se convierten en 200 “créditos de crucero”, dinero ficticio que sólo tiene valor dentro los cruceros InCruises, y que en ninguna parte te dan la garantía de devolución. Es decir, si nunca te vas de viaje, nadie sabe qué pasó con tu dinero.

Pero continuemos con esta breve lectura de su programa.

Una vez que eres miembro, también tienes la posibilidad de referir InCruises a otras personas (5 miembros) para que se hagan parte del programa. Y, mientras estos cinco miembros paguen su mensualidad sin falta, tú ya no pagarás la tuya (los 100 dólares al mes) y los Créditos de Crucero se sumarán igual a tu cuenta.

A partir de aquí, se empieza a notar la estafa piramidal ya que, si no te convencieron con los dos programas iniciales, InCruises te presenta cinco formas diferentes para crecer en el negocio. Desde bonos en Crédito de Crucero, hasta dinero, relojes y más viajes gratis. ¿Qué es lo que tienes que hacer? Tener tu cartera de miembros y facturar (es decir, pagarle a InCruises) cierta cantidad mensual. Mientras más dinero entre a InCruises, más arriba en la escalera de 8 escalones estarás.

Para que creas en InCruises, lo siguiente en su folletín informativo es una serie de “logros” de la compañía “valuada en 8 trillones”, según sus datos.

Y eso no es todo, Michael Hutchison, CEO y Founder de InCruises es toda una estrella del marketing, con un currículum que parece más pacto con el diablo que el trabajo de una vida. Para empezar, comenzó su carrera de consultor con Tony Robbins hasta convertirse en el vicepresidente de ventas y marketing de su compañía. Ha sido director y vicepresidente de varias compañías y, según su LinkedIn, es también autor de tres libros, padre de 4 hijos, corre maratones, entre otras cosas.

Hasta ahora, y echando un vistazo a su página web, pareciera que se trata de una empresa confiable y, en consecuencia, que es posible el sueño de trabajar viajando, como promete su publicidad. Peeeeero, y aquí siempre hay un pero, las opiniones de InCruise por parte de ex miembros de su equipo no son nada alentadoras.

Para empezar, los ex miembros hacen presente la calidad de InCruises como estafa piramidal, es decir, como un modelo insostenible a largo plazo que depende de la captación de nuevos miembros en lugar de la compra-venta de un producto. InCruises, de hecho, es una empresa de recién creación (2015) que dice estar valuada en trillones (?). ¿Sospechosa?

Por si fuera poco, los perfiles de Michael Hutchinson en redes sociales apenas alcanzan los 4,000 likes o los 500 contactos, lo que acusa una reciente creación. Si se tratara de un personaje legítimo, ¿no sería un poco más sólida la información disponible?

InCruises ha tenido éxito en la mayor parte de los países hispanohablantes, tales como México, Colombia, Brasil, entre otros. Esto es, principalmente, gracias a la incesante publicidad que existe en redes: desde perfiles en Facebook, Twitter e Instagram, hasta la participación de jóvenes influencers que recomiendan las membresías InCruises y que se encargan de referir a más miembros (la mayoría jóvenes) gracias a su alcance y a sus seguidores.

Esta estrategia no es nueva. Desde hace más de 40 años, Herbalife, otro de los grandes fraudes piramidales del mercado, ha utilizado el patrocinio y la publicidad carísima para forjarse un nombre y una presencia que, por el dinero, se asocia a la confiabilidad. Por si fuera poco, países como Noruega de hecho han prohibido los programas de membresías como los de InCruises debido a su claro esquema Ponzi —no es por nada que InCruises no tiene presencia en Europa y sí en Latinoamérica.

No queda más que pensar en las características del mercado latinoamericano que lo hacen el blanco predilecto de grandes fraudes piramidales.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *