Mercados financieros, todo lo que hay que saber

Los mercados financieros rigen las distintas economías globales en diversos formatos. Se intercambian diversos instrumentos financieros en todo el mundo.

1. ¿Qué son los mercados financieros?

Los mercados financieros son espacios de intercambio de activos financieros entre distintos actores económicos. Las economías globales se nutren de estos intercambios. Así, los mercados financieros constituyen el epicentro de las actividades económicas. Además de ser lugares de intercambio, en los mercados financieros se definen los precios que rigen la economía.

El término “mercado financiero” engloba a una serie de mercados distintos. La bolsa, el mercado de bonos o el mercado de divisas, entre otros, son algunos de los más importantes. Hay que destacar un aspecto importante de los mercados financieros: pueden ser lugares físicos o virtuales. Por ejemplo, las casas de bolsa tienen sedes físicas, pero otros como el de divisas o los Forex se mueven a través de internet.

La salud de los mercados financieros es vital para el funcionamiento de las economías de capital. Lo que determina el funcionamiento de los mercados es la ley de la oferta y la demanda. Los mercados financieros actúan como intermediarios entre el ofertante y el demandante. En otras palabras, el mercado es el enlace entre compradores y vendedores.

Mercados financieros, todo lo que hay que saber

2. ¿Para qué funcionan los mercados financieros?

La principal función de los mercados financieros es, precisamente, enlazar al comprador con el vendedor y facilitar las transacciones. El principio de los mercados financieros es garantizar la compra-venta de distintos valores e instrumentos financieros. De esta forma, el mercado permite conectar a personas y entidades ahorristas con otras que buscan financiación.

Por ejemplo, una persona o entidad “A” posee un excedente de activos financieros. Por otro lado, otra persona o entidad “B”, necesita una financiación para llevar a cabo un proyecto. “A” acude al mercado para comprar los activos de “B” con la finalidad de obtener ganancias a futuro. “B” por su parte, los vende para obtener liquidez inmediata.

Otra de las funciones de los mercados financieros es establecer los precios de los distintos activos. Este precio no se establece de forma arbitraria, por voluntad de alguna autoridad o institución. Los precios obedecen a las dinámicas del mercado, al flujo entre compra y venta. Por ejemplo, el valor de la libra esterlina responderá a las condiciones de oferta y demanda de esa divisa.

En definitiva, los mercados financieros son enlaces entre compradores y vendedores, fijadores de precio y garantes de liquidez de activos.

3. ¿Qué se negocia en los mercados financieros?

Los mercados financieros operan del mismo modo que los mercados tradicionales. La diferencia radica en que, en vez de intercambiar dinero por un producto comestible, por ejemplo, se adquieren valores financieros. Los valores financieros negociados en los mercados pueden ser acciones, divisas, bonos, deudas, criptomonedas o letras de tesoro, entre otros.

Hay que tomar en cuenta que el precio de mercado de los productos financieros no siempre refleja su valor intrínseco, pues en él influyen factores macroeconómicos como los impuestos. Por ejemplo, el valor de la libra puede diferir de su precio de mercado si el Estado, por ejemplo, establece un impuesto a su compra que aumente su precio.

De una u otra forma todos participamos en distintos mercados financieros y adquirimos diversos productos financieros. Por ejemplo, al solicitar una hipoteca, compra acciones o invertir en un plan de pensiones.

Las materias primas también son valores negociables en los mercados financieros. Esto, claro, siempre que el cliente compre a modo de inversión y no como consumidor final. A una escala mucho mayor, los Estados y las empresas también se involucran en el mercado. Por ejemplo, cuando emiten deudas es una buena representación de esto.

4. Tipos de mercados financieros

Entre los mercados financieros más importantes se encuentran:

  • Bolsa de valores: uno de los mercados más importantes del mundo es el de las bolsas de valores. Se trata de un mercado de compra y venta de acciones de empresas. A través de este mercado, el público general puede adquirir acciones de distintas empresas a través de ofertas públicas.
  • Mercado de bonos:  un mercado que ofrece a los inversores bonos de una empresa con la finalidad de obtener beneficios a futuro. Estos bonos son activos que pueden venderse o intercambiarse en plataformas de trading.
  • Money market: en el mercado monetario se intercambian activos como depósitos bancarios o letras de tesoro. Es un mercado idóneo para la financiación a corto plazo, pues ofrece plazos de amortización no mayores de 18 meses.
  • Mercado de divisas: mejor conocido como Forex, por foreign exchange, es el mercado de mayor liquidez mundial. En él se negocian pares de divisas. Por ejemplo, el valor de la libra se medirá de acuerdo al par con el que se negocie.
  • Mercado extrabursátil: mejor conocido como mercado OTC (over-the-counter), es un mercado alternativo a los tradicionales. Es un mercado menos regulado y descentralizado, especializado en el intercambio de activos que no entran en los mercados tradicionales.
  • Otros mercados importantes incluyen el de las criptomonedas y el de los commodities o materias primas.

5. El mercado financiero más grande del mundo

Como ya mencionamos, el mercado de divisas o Forex es el mercado financiero más grande del mundo. Por su volumen de liquidez, cinco billones de dólares diarios en promedio, es un mercado muy atractivo para los traders. Sin embargo, no solo los traders participan en Forex. Cualquier turista al intercambiar su moneda por la moneda local está operando en el mercado de divisas.

Otro de los atractivos de Forex es que, al ser un mercado descentralizado, se puede operar en él 24 horas al día de lunes a viernes. Las operaciones se pueden realizar desde distintas plataformas online.

En este mercado, los traders invierten en una moneda intercambiándola por otra. Debido a esto, es un mercado de enorme liquidez, que permite a los traders obtener muy buenos beneficios. Para ello, el trader debe desarrollar una estrategia basada en el análisis y la especulación.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *