Demócratas, republicanos, toma nota: una nueva era ha comenzado

El martes pasado, una redada democrática eliminó un grupo de historias desactualizadas en la política de los EE.UU. abriendo una nueva era, donde quedo claro que desde Virginia, New Jersey hasta el estado de Washington, Georgia, New York, Connecticut y Maine, la energía desatada por Trump entre aquellos que lo aborrecen, tiene la fuerza de realinear el país.

Divisiva política

De manera desordenada, los mismos votantes han reprendido al liderazgo, al partido y la misma divisiva política nacionalista blanca que según ayudaría en la carrera de gobernador de Virginia al republicano Ed Gillespie.

Por otro lado, un muy difamado, vicegobernador demócrata Ralph Northam, por ser aburrido, dio un vuelco al obtener la victoria con una participación masiva del mayor porcentaje de votos para un demócrata en el Virginia desde el año 1985. Adicional a eso, un gran triunfo por parte de los demócratas ganando el control de la Cámara de Delegados de Virginia recogiendo al menos 15 de los 17 escaños.

Reacción en contra de Trump

Antes de la redada democrática del martes, los informes generalizados de nuevas organizaciones y activismo en el lado progresivo de la política fueran cancelados, ya que iniciando el año se produjo la pérdida de 4 elecciones especiales en el Congreso por parte de los demócratas. Generalmente los cambios bruscos de distancia del GOP se pasan por alto en todos estos distritos republicanos, ahora bien, con esto se estructura una reacción en contra de Trump, el cual llega a ser el hecho con mayor relevancia en la política de los EE.UU.

Se siguen borrando direcciones de la derecha, como el caso del sentimiento anti-ObamaCare, donde en Virginia se determinó que el principal problema en la carrera del gobernador, era la atención médica, siendo el 40% que votaron por esto. En el estado de Maine, los votantes desafiaron a su gobernador Paul LePage, como conservador y errático, votando por la expansión de Medicaid de la ACA. Todo esto ocurrido el martes pasado.

Extremismo de la NRA

Un problema que, se esperaba saliera a relucir perjudicando a los demócratas, era el tema de las armas, el cual fue el 2do en Virginia, después de la atención médica. Produciendo muchos cambios, las políticas de armas sanas no vendrían a ser un tercer carril político. Fue tan relevante esto, que en una reprimenda historia a la Asociación Nacional del Rifle, los votantes a favor de las armas se fueron dividiendo poco a poco. Motivo por el cual se nota, y ya era hora, de una oposición al extremismo de la NRA.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *