Lionel Messi de Barcelona es el mejor jugador del mundo y goleador convertido en una fuerza imparable

La noche del sábado, el mejor jugador del mundo causó una ofensiva a su equipo al tocar un correcto pase en el camino de fútbol.

Y es que cuando la cruz  entró en medio, estaba en una correcta posición el mejor jugador del mundo, para así concluir un movimiento decisivo, aprisionando al portero contrario al ofrecer un buen ritmo al balón a pesar de encontrarse adelantado.

Cuán grande fue el objetivo,  y todo gracias a dos destacados jugadores.

Un momento… no fueron dos jugadores señores, fue un jugador.

Invicto en la cima de la Liga

El destacado jugador, ese hombre que dio el pase principal a Jordi Alba, y que luego entrando en el área del portero Kepa con su acabado hábil, fue nada más y nada menos que Lionel Messi.

El Barcelona se encuentra ahora mismo en el primer lugar de la liga, gracias a que vimos en el partido dos actuaciones especiales ligadas a una sola persona, la cual los hace mantenerse en ese lugar,es de notarse que no es nada nuevo, Messi se ha mantenido en un ritmo de 50+ por temporada durante los últimos tiempos y el sueño del talismán del equipo  separándose de placer se mantiene tras conseguir su nueva victoria.

No olvidando que está asumiendo su mayor responsabilidad, desempeñando el papel tradicional del “número diez”,  es un aumento condicionalmente nuevo y tiene tres explicaciones una de ellas es la necesidad, los equipos del Barça de Pep Guardiola estuvieron dirigidos  por el control implacable sobre la posesión ejercida por Xavi y Andrés Iniesta, aunque desde el retiro de ambos el equipo entró en declive vinculado a la edad, nadie se ha levantado para ocuparlos en el centro del campo.

Junto a Luis Suárez y Neymar

Cabe destacar que es imposible reemplazar un jugador como Xavi, aunque permitiendo que Thiago Alcántara se una al Bayern Munich y al no reclutar jugadores estrellas como Isco,  el Barça dejo un gran espacio en el lugar que Xavi e Iniesta solían jugar, en ese momento Messi tiene que hacerlo él mismo, En segundo lugar, Messi tuvo la oportunidad de convertirse en portero y goleador la vez que jugó en el extinto MSN acompañado de Luis Suárez y Neymar.

Formando parte de una línea avanzada con una conexión admirable junto a dos jugadores excelentes que fueron capaces de acabar con las probabilidades que creó, después del movimiento de Messi hacia la banda derecha, fue creciendo más y más en habilidades y en entrega de pases perfectamente coordinados, donde sabía que sus compañeros estaban a la expectativa de recibirlos.

Por supuesto, ese triunvirato ahora se ha roto pero aceleró un cambio en el enfoque de Messi en el juego, que se ha retenido ahora que ha regresado a su posición de “nueve falsos” como un profundo mentiroso con la libertad de caer en centro del campo.

La tercera y última razón de la evolución del mejor jugador del mundo es personal: su edad, a sus 30 años Messi sabe que no puede seguir haciendo carreras por todo el campo a la misma velocidad de antes, y ahora tendrá que acomodar su juego en respuesta al inevitable desgaste físico, jugando en el hoyo frente a un centro del campo fuerte y detrás de un delantero como Suárez en lugar de liderar la línea, Messi puede reducir la carga de trabajo físico que emprende y, por lo tanto, esperemos que su carrera se mantenga por algunos años más.

Disminución gradual

Es muy parecido al cambio de posición que tomo Cristiano Ronaldo, que ya no es un volante extremo que se mueve por todo el campo de juego, y se alegra con jugar casi especialmente dentro y alrededor del área de penalización del equipo contrario.

Vemos a Messi que pasa por una transición similar ya que se transforma en un centrocampista ofensivo, responsable de construir las jugadas de su equipo en vez de acabar con ellas, sin embargo como se considera sobrehumano puede hacer ambas cosas: comenzar pases y luego anotar goles, aun así Messi no podrá hacerlo por siempre, y en años próximos es muy probable que veamos una disminución en sus cifras de puntaje, ya que se centra más en la creación que en la ejecución. La buena noticia es que él es más capaz de hacerlo, por eso es el mejor del mundo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *