Vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, fue condenado a prisión preventiva

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, viajó a Quito para entregarse como parte de una orden de detención preventiva mientras continúa investigado por denuncias de corrupción.

Glas dijo el lunes por la noche que se enfrentaría a la justicia, no como otros políticos que huyeron del país para evitar cargos, porque dijo: “Los inocentes no tienen que huir, yo no lo he hecho, no lo haré. “

“Acepto bajo protesta este atroz ataque contra mí, todavía tengo fe que la justicia prevalecerá, probaré mi inocencia”, dijo Glas en Twitter. Antes de irse fue acompañado por su esposa a una base aérea militar en Guayaquil, que es la ciudad natal de Glas.

33 millones de dólares en sobornos

El Tribunal Supremo de Ecuador ordenó a Glas ser encarcelado por sospechas de participar en el plan de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, donde funcionarios afirman haber pagado 33 millones de dólares en sobornos al gobierno ecuatoriano para obtener contratos.

“Sin pruebas y con pruebas forjadas, el linchamiento es todo lo que les queda”, dijo Glas. “Voy a ir a organismos nacionales e internacionales en mi defensa”.

El procurador general Carlos Baca Mancheno solicitó que Glas sea detenido preventivamente, citando que es un riesgo potencial de huir del país. El juez Miguel Jurado aceptó la solicitud. Antes del fallo del lunes, el vicepresidente no podía salir del país, algo que no había intentado hacer.

El abogado de Glas, Eduardo Franco Loor, dijo que apelarán la “mala, injusta y arbitraria decisión”. Describió el fallo como un “golpe judicial” que carece de un fundamento legal legítimo.

Victimizado por los medios de comunicación

“Considero inocente al vicepresidente Jorge Glas porque no hay mérito para considerarlo culpable, no hay indicios, no hay presunciones, no hay evidencia para establecer culpabilidad en ningún crimen”, dijo Franco.

Los manifestantes se reunieron frente a la Corte Nacional de Justicia de Ecuador en Quito en defensa del vicepresidente, sosteniendo carteles que decían: “La gente está aquí, Glas es inocente”.

“Está siendo victimizado por los medios de comunicación y por la perversidad política de los grupos de oposición, que hasta ahora no han presentado evidencia alguna”, dijo Franco, añadiendo que las presunciones no son un fundamento legal para someterlo a procesos penales.

Mientras tanto, el Gobierno está analizando la situación jurídica de la vicepresidencia desde la sentencia de detención preventiva según el secretario de Política Miguel Carvajal.

Derechos políticos

“La detención preventiva no es causa de pérdida de la oficina del vicepresidente, lo que ocurriría en caso de una sentencia firme o un despido por parte de la Asamblea, luego de un juicio político, porque en esos casos Glas perdería derechos políticos o sería censurado y sería excluido de cargos públicos “, dijo el abogado Ivan Castro Patino.

El fiscal Stalin Raza dice que la posible detención “no significa que la vicepresidencia esté vacante en este momento, pero que el vicepresidente estará ausente temporalmente”.

El artículo 146 de la Constitución del país permite un máximo de tres meses de ausencia, después de lo cual la ausencia se convertiría en definitiva.

“Sólo en ese supuesto  el presidente tiene que enviar una lista a la asamblea para elegir al nuevo vicepresidente”, dijo Raza.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *