Difícil Tercera ronda del TLCAN comenzará en Canadá

Los enfoques de llegar a un acuerdo estarían posiblemente amenazadas, si las partes no producen un progreso en esta próxima ronda, debido a las campañas para las elecciones presidenciales, con lugar en el mes de julio de 2018, y las de mitad de periodo en noviembre del mismo año.

Respecto a la reforma de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), se comenzará este sábado en Ottawa la tercera ronda de conversaciones, las cuales darán castigo debido al crecimiento de tensiones diplomáticas.

Mientras tanto, unos 20 grupos de trabajo han presentado durante la pasada ronda de conversaciones acerca del TLCAN en la Ciudad de México, serán analizadas por los negociadores durante toda la semana.

Se lograron progresos significativos

Al culminar la última ronda de conversaciones, Robert Lighthizer, representante comercial de EE.UU. junto con Chrystia Freeland, ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, e Idelfonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía Mexicano, señalaron que se habían logrado progresos significativos.

En cambio, Justin Trudeau, primer ministro canadiense, dijo que no iban a hacer negocios con una empresa ocupada en tratar de demandarlos.

A pesar de que, durante 23 años y a través de TLCAN, la economía canadiense y la de México, han estado muy vinculada a EE.UU., se ha demostrado que el 77 por ciento de los canadienses no quieren a su gobierno en estas conversaciones, si no les pueden brindar un buen trato para Canadá. Para ello, empresas consultoras como KPMG y Eurasia Group dan solución a las empresas de formar trabajos en planes de respaldo.

Buen trato para Canadá

Hay cierta controversia, y esto viene dado después de los tantos pronunciamientos del presidente Donald Trump. Lighthizer dice que debe someterse el TLCAN a revisión, con tal de cumplir con el objetivo de Trump a reducir desequilibrios comerciales bilaterales y la protección de los empleos estadounidenses, a lo que Canadá y México, aseguran que el TLCAN solo necesita ser modernizado y mejorado. Se espera que todas las partes lleguen a un acuerdo para fin de año.

El jefe del grupo latinoamericano de Eurasia, Daniel Kerner, señaló que para México sería muy difícil negociar estando las elecciones cercanas.

Por otro lado, el investigador principal en estudios globales en la Universidad de Ottawa, Carlo Dade, pensaba que el acuerdo fuera acelerado, ya que los socios se conocen, pero  que posiblemente las negociaciones se firmen hasta 2019.

Dade sigue afirmando que “La batalla está en parte en la mesa de negociaciones, pero también en los distritos del Congreso”.

Al final, si no se puede llegar a un acuerdo, no significaría el fin del comercio continental.

Estados Unidos por su parte presenta demandas de desechar su mecanismo de resolución de disputas y cambiar las reglas principales, de modo que el sector automotriz tenga la necesidad de construir un cierto porcentaje de componentes automóviles gratis. Además, Canadá presenta la presión de su gestión de suministro de lácteos y aves de corral. Todo esto son solo algunos de los temas que se tendrían que analizar en la mesa TLCAN, sabiendo que Canadá y México han estado presionando al Congreso de los Estados Unidos con gran antelación.

Russ Crawford, ocio de KPMG, enfatiza que gracias a las controversias entre los 3 países, no se llegue a un acuerdo a corto plazo, pero que, siendo los mercados de gran geografía y tamaño, el comercio en Norteamérica seguiría funcionando como lo ha estado haciendo hasta hoy, “este no sería el fin del comercio continental”.

No obstante, al no permitirle entrada al mercado estadounidense, Canadá y México tendrían que esparcir sus mercados, buscando, en tal caso, acuerdos con UE, Asia y BRIC.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *